Friday, November 25, 2005

EL AZUL COMO MANIFESTACIÓN

Este trabajo parte tomando como referente al poeta Mapuche Elicura Chihuailaf, en el que trae consigo todo su mundo respecto del color azul, evidenciándonos de manera significativa su relación con este, sus antepasados, vivencias, lo cotidiano y lo que le ha influido como color en su vida, que él denomina como un “sueño azul”. Y es en esta idea donde nuestro trabajo tiene la necesidad y el objetivo de descubrir la significancia del color Azul para la cultura Mapuche, es decir, el propio sueño azul que perciben los otros, aludiendo a personas que son mapuches o bien tienen relación con esta cultura.

Análisis de la poesía de Elicura Chihuailaf

Para el poeta Mapuche Elicura Chihuailaf, la literatura pasa entre el encuentro de la oralidad y la escritura, y ambas están comunicadas a través del hilo conductor que es su cosmovisión, la que fue traspasada a través de la convivencia en su comunidad, que a su vez definiría una manera de ver la vida, conviviendo con un azul presente desde su infancia, siendo este, él espíritu mapuche que predominaría en todo su entorno. Esto se puede ejemplificar con el siguiente relato:

“Nuestros Mayores dicen que el primer espíritu mapuche vino arrojado desde el Azul, pero no de cualquier Azul sino del Azul del Oriente. Y como en nuestra tierra no había nada que lograra un Azul homogéneo, nos decían que el Azul existía en el oriente y en el espíritu y en el corazón de cada uno de nosotros. Y que cuando nuestra energía abandona nuestro cuerpo (que se transforma en agua, aire, fuego, tierra, verdor), se dirige hacia el poniente para llamar a Nontufe, el Balsero de la muerte, y así cruzar el Río de las Lágrimas para reunirse con las energías de los recién fallecidos y juntos retornar al lugar de origen: el Azul del Oriente, completando así el círculo Azul de la vida”.
(Conversando desde la diversidad que es una –mi-historia personal)
Elicura Chihuailaf Nahuelpan: Oralitor

De esta manera la manifestación del azul tiene que ver con el origen de la vida en su cultura, motivo que se evidencia en sus poesías (a las que él denominaba como interpretaciones de la oralidad y a su vez esta oralidad, es la interpretación de la naturaleza), de este modo, se entiende que la poesía es la escritura de su naturaleza azul, del entorno de Elicura y el contenido de este, como su espacio de vida que posee un color azul, tal como fue narrado:

…Pero guardé en mi memoria el
contenido de los dibujos
que hablaban de la creación
y resurgimiento del mundo mapuche
de fuerzas protectoras, de
volcanes, de flores y aves
También con mi abuelo
compartimos muchas noches
a la intemperie
Largos silencios, largos relatos
que nos hablaban del origen
de la gente nuestra
del Primer Espíritu mapuche
arrojado desde el Azul
De las almas que colgaban
en el infinito
como estrellas
Nos enseñaba los caminos del
cielo, sus ríos, sus señales
Cada primavera lo veía portando
flores en sus orejas
y en la solapa de su vestón
o caminando descalzo sobre
el rocío de la mañana
También lo recuerdo cabalgando
bajo la lluvia torrencial
de un invierno entre bosques
enormes..
Fragmento de la poesía Sueño Azul

Este análisis corresponde a la poesía en relación al poeta Elicura Chihuailaf (el escribe de su entorno, y como este es azul, existe la presencia de azules en sus escritos). Ahora bien, desde la perspectiva de color azul como contenido y significado, este tiene un motivo respecto de lo que “el entorno ha influido en la vida del poeta”. Y de esta manera podemos mencionar que cuando él nos habla de azul, nos está hablando del círculo Azul de la vida, que viene a ser la energía mapuche.

A continuación se muestran poemas del libro: De sueños azules y contrasueños, de Elicura Chihuailaf.

LOS PODERES DEL AGUA ME LLEVAN

Viejo estoy y desde un árbol
en flor miro el horizonte
¿Cuántos aires anduve?, no lo sé
Desde el otro lado del mar el sol
que se entra
me envía ya sus mensajeras
y a encontrarme iré con
mis abuelos
Azul es el lugar adonde vamos
Los poderes del agua me llevan
paso a paso
El Río del Cielo es apenas
un pequeño círculo
en el universo
En este Sueño me quedo:
¡Remen remeros! En Silencio
me voy
en el canto invisible de la vida.
Elicura Chihuailaf,
Capítulo Azul, Azul -me digo


EN EL SUEÑO DEL SOL

En una flor tocas la luz, me dice
Los pajarillos caminan en el aire
llamando el alba con sus cantos
Se agitan los peces en el agua
cristalina
y el aroma abraza al sabor
que habita
debajo de la piel de los frutos
que amas
Conversas con las plantas
y con las piedras
Sueñas y tu corazón se agita
mientras su espíritu maravillado
sube hasta lo más alto del Mundo
¿Recuerdas que el alma
de la angustia
vaga en los acantilados
del anochecer?
Cada mañana entonces no hables
de la muerte:
¡Vuela!, da un grito de alegría.

Elicura Chihuailaf,
Capítulo A orillas del fogón, levanto mi Espíritu Azul

DESDE TUS SUEÑOS PADRE AZUL

desde los ulmos que brotan
en la cordillera
del gran Río del Cielo
me llegó, Padre Azul, la miel
de tu ternura
Silba, canta, mi corazón
pasa volando
en los ojos ya vacíos
del invierno
Canto y silbo yo también
como un ave posado
sobre el Árbol del Contento
Y luego anuncio y entro jubiloso
Mi espíritu soñándose
en la casa de tu Primavera.

Elicura Chihuailaf,
Capítulo Desde tus sueños Padre Azul

Estas poesías nos hablan de su entorno circundante, naturaleza azul que fue enseñada por sus abuelos y que desde muy niño estuvo presente con su origen azul, como relata elicura: “El lenguaje de la naturaleza es un todo claro, transparente”. Pero existe también adentro de esta poesía, un color azul que se asocia a grandes fuerzas de energía y que tienen lugar de ubicación en el wenu mapu (tierra de arriba) y como cuenta Elicura Chihuailaf: “El gillatún que es una manifestación espiritual en la que la comunidad rinde tributo –mediante ofrendas y rogativas- al Espíritu Azul, el Espíritu poderoso en sus cuatro manifestaciones –como Creador y Sostenedor de la tierra y de la gente”. (Fragmento de Recado confidencial a los chilenos, pag79).

De esta manera, el color azul es energía positiva (sin olvidar que la tierra es dual, positiva-negativa), un ejemplo de la cultura mapuche, es pensar que en el mundo fluye la energía azul (haciendo alusión al cuadrante de positividad, oriente/sur), y de acuerdo a este ordenamiento, el ser humano debería dormir con la cabeza puesta hacia el oriente, como se sabe que el sueño es el estado máximo de indefensión de este, y así recibir la energía positiva durante la noche. Y cuando se levanta asomándome al mundo, este debería salir también en dirección hacia el oriente. Entonces, hay un acomodo en el que ocurre una repercusión en lo físico muy fuerte si se hace de esa manera.

Todo esto en relación al ciclo de la energía; otro ejemplo predominante en la cultura mapuche es lo que ocurre en sus cementerios, que también se caracterizan por este concepto de azulados, porque cuando la persona fallece se le pone la cabeza hacia el poniente, para que el espíritu ronde de vez en cuando, ya que quiere estar al lado del cuerpo, y una señal de que la cabeza este puesta en esa dirección, es para recordarle que su cuerpo ya no sirve, que abandonó su habitáculo, y que debe seguir su camino hacia el poniente. Y es así, como están en disposición los cuerpos en el cementerio mapuche, porque existe la concepción del ciclo de la energía azul. De acuerdo con esto, hay que habitar el azul, ser habitado por el azul, hay que tomar conciencia de su importancia, como una manera de reforzar el sentido de identidad, el sentido de vida mapuche.

LOS PRIMEROS CONCEPTOS

De este modo, para cumplir nuestra búsqueda en el tema, se inició un estudio en base a entrevistas que fueron orientadas a personas de diferentes índoles, pero todas con un vínculo hacia o desde la cultura mapuche; en donde fueron apareciendo distintos conceptos que “englobarían la significancia del color azul mapuche”. Es así, como nuestro objetivo general se fue respondiendo, en base a las diferentes interpretaciones que los entrevistados le iban relacionando, dependiendo del medio y de la formación que estos personajes han adquirido, pero todos sujetos al mismo concepto del azul, como un elemento-color predominante en la cultura mapuche. Al referirse a que la interpretación depende del medio, quiere decir que no es la misma visión que puede obtener un antropólogo con su contexto cultural, al que pueda tener una artesano, ya que la interpretación que alcanza por ejemplo el vendedor de medicina mapuche, Adan Cheuquepil, tiene que ver con lo que él ha vivido, al haber pertenecido a una comunidad y sus formaciones espirituales han sido adquiridas por situaciones de linaje, en cambio, el antropólogo Juan Carlos Olivares, tiene una visión construida a partir del estudio de una cultura y no al recibirla como un linaje.

Es así como se rescatan los siguientes fragmentos que serán de un mejor entendimiento para comprender la concepción que tienen los entrevistados del color azul mapuche:

-Roberto Morales Antropólogo, Director Escuela Antropología UACH

…el Azul se constituye como el color que tiene los espacios en los cuales hay bienestar, hay abundancia, hay una situación como de equilibrio (en el wenu mapu)…
Fragmento entrevista

-Juan Carlos Olivares, Antropólogo

…Y para los mapuches, el azul en el ámbito de lo ritual-social es luz germinadora y en el ámbito de lo ritual-chamánico es energía de sanación, que son a su vez dos cosas distintas…
Fragmento entrevista

-Ingrid Cheuqueman Velásquez, Asistente Social

…connotación mágico religioso, y según mi percepción es uno de los colores más potentes dentro de la visión del mundo… representa la fuerza, representa lo superior y nuestra divinidad…
Fragmento entrevista

-Leonor Manquel Cumian, Artesana del Mercado Municipal de Valdivia

…El color azul es por el cielo, por el universo; porque se supone que en el cielo está todo…

Fragmento entrevista
-Jinet Antiao Namuncura, Profesora de Filosofía

…el azul representa la energía, la fuerza, la pureza, representa lo que es el firmamento o sea el cielo…
Fragmento entrevista

-Adan Cheuquepil, vendedor de medicina mapuche, en el Mercado Municipal de Valdivia

…el color azul estuvo siempre en mi vida y este tiene un trasfondo, una esencia, lo que importa mucho para nosotros porque es darle vida a ese color en particular…
Fragmento entrevista

-Juan Carlos Catril Millanao, estudiante de la escuela de Arquitectura de la Universidad Austral de Chile

...La mitad del mundo terrestre, o sea, la mitad del mundo concreto tiene miles de formas, pero la invisible es en azul (wenu mapu), ese es nuestro invisible, pero sabemos que existe y que vive ahí(los antepasados)…
Fragmento entrevista


CONCLUSIÓN:

Respecto al objetivo general que se planteo: Documentar a través de diferentes experiencias vivenciales y apoyados con la ilustración de Elicura Chihuailaf, qué significa el color azul para la cultura mapuche. Situación que se investigó en base a entrevistas, las que se respondían con una interrogante principal.

¿Qué significa el color Azul para la Cultura Mapuche?

De acuerdo a los antecedentes recopilados y mediante la apreciación del color azul, que se obtuvo del poeta Elicura Huihuailaf, considerado como un protagonista en el tema, debido al enfoque que su poesía transfiere a este color, se comenzará a conceptualizar la significancia que se tiene del color azul para la cultura mapuche, motivo que responde a nuestro objetivo general.

-Como primera síntesis de la poesía de Elicura Chihuailaf se obtiene que el color azul es participe de un origen ancestral y constituye un ordenador en la vida cosmológica de la cultura mapuche. Según Chihuailaf el Azul, para ellos es el color de origen y destino. Nos dicen nuestros mayores que el primer espíritu mapuche vino arrojado desde el Azul del Oriente y esto se abona con la historia del epew de Treng Treng y Kay Kay, que es el relato del resurgimiento del mundo mapuche:

“Nuestros mayores dicen que hubo un tiempo en que la serpiente Kay Kayfilu, la serpiente de las energías negativas que habita en las profundidades del mar, empezó a levantar las aguas provocando grandes inundaciones con el fin de terminar con la gente y con todos los seres vivos. Entonces intervino Tren Trengfilu, la serpiente de las energías positivas, levantando los cerros para contrarrestar la acción de Kay Kay.

La lucha entre ambas duró muchas lunas, dicen. Y fue tan intensa, Tren Treng tuvo que levantar tanto la tierra que esta casi alcanzó al Sol. De la gente solo se salvaron un anciano, una anciana, un joven y una doncella; los que habían acudido al cerro Treng Treng (la morada de la serpiente), un lugar en el que –entre enormes piedras- vivían animales, aves, insectos, plantas…”

-La segunda concepción es que el azul es energía y representa el ciclo de la naturaleza, sus dimensiones, sus cuadrantes. En este caso, se le atribuye a la región wenu mapu, donde vive el dios creador, el que tiene el poder y la fuerza, el Nguechén, que a su vez es poseedor de dos pares de atributos opuestos: sexo masculino-sexo femenino y juventud-ancianidad, lo que da origen a cuatro personajes: El anciano, La anciana, El joven y La muchacha. En esta región además, existen cuerpos celestiales como killén (la luna), weñelfe (el lucero del alba) y wanglén (las estrellas), que a su vez están deificados y su influencia se hará sentir directamente sobre la machi en sus rogativas, cuyas dotes premonitorias y de taumaturgia dependen de estos seres astrales.

Un Ejemplo contundente de esta asociación al color azul, surgió en la entrevista realizada al antropólogo Roberto Morales, en el que relataba que durante el Nguillatún, la bandera de color azul aparece con figuras celestiales como estrellas, lunas, etc. Es esto, lo que hace decir que el color azul está directamente vinculado con la región wenu mapu, que en casi todas las entrevistas fue mencionada.

Por otro lado, los puntos cardinales que están asociados a la región wenu mapu son: el Sur, portador de buenos vientos que traerán bonanza, suerte y abundancia y el Oriente donde habita el pillán que es el lugar más cargado de sentido religioso. De este modo, por lo general la ruka mapuche tiene su entrada hacia el Este.

-La tercera asociación que se le reconoce al color azul es su capacidad benéfica, es la luz germinadora dentro del marco ritual-social (apreciación que el entrevistado Juan Carlos Olivares mencionaba cuando se trataba del Nguillatún), es un color que evoca abundancia y productividad, porque es en este contexto cuando predomina el azul en el espacio en el cual uno vive, nag mapu, es en esta época donde se dan frutos y se está cosechando, es un ambiente de intercambio, hay una relación fluida en el que puedes viajar. Entonces, es un ejercicio de ubicarse en el territorio espacial, para poder comprender la relación que tiene este color con la vida mapuche y lo que hacen ellos en momentos de épocas azules, lógicamente una asociación de bienestar.

-La cuarta asociación corresponde a que el color azul predomina en el espacio donde viven los antepasados (wenu-mapu), es hacia donde los mapuches acuden durante los pasares de su vida, hay conversaciones y una manera de vivir que no es una única dimensión, existe una relación importante en sus vidas, porque son los antepasados los que orientan y vinculan para mantenerse vivo. Existe una transmisión de conocimiento, lo que hace ser un espacio de mucho valor y si posee un tono azul, es ahí donde se sitúa su importancia. El mapuche al morir hace un viaje por el Lafken (mar), hacia el wenu mapu (cielo), y la forma de conectarse con los antepasados es acercarse a esta otra dimensión de la realidad, en la cual cada mapuche tiene acceso a través de los sueños (la machi entra en trance y se conecta con los espíritus no solo de los antepasados sino que los de los bosques, de la tierra, del agua, etc.). De esta manera, los antepasados conducen y dan señales sobre proyecciones del futuro, para explicar las cosas que no pueden explicar por ellos mismos.

De esta manera, nuestro objetivo general se da por cumplido y en lo que refiere a las experiencias vivenciales, no se hizo un estudio en la vida de cada persona por que no compete al trabajo y se entiende que corresponde a entrevistas hechas a diferentes personas, con variaciones socio-culturales y desenvueltos en distintos ámbitos, con el objeto de hacer más verídico el trabajo y no por ello, desconocer el trasfondo del color azul en la Cultura Mapuche que atañe a todos.

Respecto al objetivo de: -Llegar a identificar en qué elementos se encuentra el color azul en el modo de vida de la cultura Mapuche; fue un planteamiento que no se cumplió a cabalidad, porque se desconocen los límites hasta donde puede llegar el color azul como concepción espiritual, pero si se reconoce que el azul está presente en toda la naturaleza, si pensamos que es un color que se relaciona con el origen de esta cultura, como también con el ciclo de la energía, la renovación de negatividad a positividad, que para los mapuches coexiste en materia y en antimateria. Pero con respecto a lo que fue logrado en la investigación, si se distinguieron 4 concepciones importantes donde el color azul mapuche se hace presente; situación que nos parece relevante, por ser nosotros personas occidentales y con mayor razón si se trata de una cultura poco extrovertida.

Respecto a los otros dos últimos objetivos:

-Entender la manifestación del color azul en las poesías de Elicura Chihuailaf y -Observar y constatar las interacciones entre el factor color y el ámbito espiritual de la cultura Mapuche; si fueron cumplidos, ya que fue lo que primero distinguimos para poder entender la significancia del color azul en la cultura Mapuche.

Otra situación que no se tomo en cuenta, fue la elaboración de cuestionarios diferentes para cada entrevista, ya que se decidió por un mejor entendimiento del discurso personal, en plantear una sola pregunta; con el objeto de dar libertad al entrevistado en algo que más que una respuesta es una opinión de la intimidad cultural.

Thursday, November 10, 2005

Entrevista realizada a Juan Carlos Catril Millanao, estudiante de la escuela de Arquitectura de la Universidad Austral de Chile

Dentro de la cultura mapuche hay mucha diversidad de visiones y de creencias respecto del medio y de la cultura, hay diferentes maneras de expresarse y de vivir esa creencia, por ejemplo el Hüilliche entiende distinto el azul que el Lafquenche.

Yo soy descendiente de Lafquenche y mapuche de ciudad, pero mis raíces son del centro de la Araucanía hasta la costa de concepción.

Antes vivía con mi papa viejo (su abuelo), y cuando nos levantábamos en la mañana siempre hablamos de nuestros sueños, por ejemplo cuando uno de estos sueños tiene como color primordial el color azul y en donde el cielo es demasiado profundo demasiado extenso, es un sueño que tiene mas relevancia y potencia que otro sueño que no tenga que ver con el azul. El peuma (sueño) tiene una relevancia para nosotros como vida diaria, el azul tiene que ver con todo lo que es espiritual, nuestros sueños son azules. Cuando morimos vamos al wenu–Mapu (al paraíso azul) y por ejemplo en el caso mío como perteneciente a una comunidad lafquenche, esta me enseñaba que, la tierra del azul es donde se junta el mar con el horizonte, es decir entre el azul (wenu mapu) y el azul (el mar). Ese es nuestro viaje, ese es nuestro fin.

La mitad del mundo terrestre, o sea, la mitad del mundo concreto tiene miles de formas, pero la invisible es en azul (wenu mapu), ese es nuestro invisible, pero sabemos que existe y que vive ahí(los antepasados).

Las cosas cotidianas para ti no son importantes en tu vida, es por eso que cuando tú te asombras por algo significa que te es extraño. Es por eso, que el azul no aparece tan explicito para nosotros, porque este color tiene un valor significativo que al mostrarse se le da otro valor que no es correctamente utilizado. Por ejemplo no es correctamente aceptable en la comunidad mal utilizar el color azul por la significancia interior para cada persona perteneciente a la comunidad.

Thursday, October 20, 2005

Entrevista realizada al antropólogo Roberto Morales Director de la escuela de Antropología Universidad Austral de Chile

¿Cuál es su percepción del color azul en la cultura mapuche?

Bueno depende de los contextos, uno como persona humana vive en un mundo colorido, o sea nuestra percepción cognitiva, nuestros sentidos nos permiten discriminar y hablar de lo que llamamos colores. En el caso mapuche hay una variedad de colores, dependiendo de las circunstancias, respecto del azulino podría hacer una asociación a través del lenguaje, porque uno habla del calfu wenu mapu, que es el espacio azul de arriba digamos, uno podría traducirlo literalmente como cielo, pero éste abarca harto más que eso. Hay espíritus que son azules, hay piedras azules, pájaro azul, etc. Hay una relación con el azul, que tiene que ver con la percepción que tienen los Mapuches de lo que nosotros llamamos cielo. Es decir, todo esta relacionado con este cielo el que tiene que ver con la tonalidad que tiene el mar, a la tonalidad que se puede observar en algunos ojos, ciertas tonalidades de los cuerpos muertos (azulados),y así muchas más cosas tienen relación y un por qué.

En general fíjense ustedes que en el Nguillatún es un encuentro donde aparecen los colores blanco, negro, azul, pero sobretodo con el azul aparecen figuras celestiales como estrellas lunas, etc. El azul en general es como la condición de cómo ubicarse en el territorio y en el clima, cuando está el azul es porque hay una predominancia en el verano, que es la época del brote, una época de frutos, una época de la maduración del ciclo productivo en el medio del entorno, en este caso, el azul está asociado a la abundancia a la alimentación, al clima grato, es decir, está muy asociado a puras sensaciones de bienestar. Y todo esto esta ligado al entorno donde viven los antepasados que es el wenu mapu.

También este color está asociado a la muerte, por el hecho de que el mapuche tiene la idea de esta como un viaje, un viaje en el cual tienen que pasar por el Lafken (hacia el mar). Y de esta manera, el espíritu que pasa por este viaje luego habita en el wenu mapu, pero el mapuche cree que los antepasados están viviendo con uno simultáneamente; como que vive en varias dimensiones simultáneamente. La pregunta es: ¿Cómo me conecto con mis antepasados? Con los espíritus del pasado, y eso se manifiesta a través de visiones, sueños y en este mundo, que para ellos es un mundo real, también yo me conecto con los espíritus de mis antepasados, los que están en el wenu mapu, por lo tanto, el wenu mapu tiene una asociación con el lugar donde viven los antepasados, esta ahí la relación con el azul, que es por el cual se transporta hacia el viaje, hacia el wenu mapu.

Entonces de alguna manera el azul se constituye como el color que tiene los espacios en los cuales hay bienestar, hay abundancia, hay una situación como de equilibrio (en el wenu mapu).








Entrevista realizada a Ingrid Cheuqueman Velásquez, Asistente Social


¿Qué significancia tiene para Ud. el color azul dentro de la Cultura Mapuche?


El color azul tiene una connotación mágico religioso, y según mi percepción es uno de los colores más potentes dentro de la visión del mundo que tenemos nosotros los indígenas, porque representa la fuerza, representa lo superior y nuestra divinidad. Es un color que está reflejado en el cielo, en el entorno y además es un color de la naturaleza, lo que lo hace ser un color muy utilizado; es el caso de la bandera mapuche que también forma parte como color representativo.

Otro de los momentos donde el azul se refleja, es donde nosotros llamamos los sueños de las machis, cuando una machi es llamada a ejercer su don, este se manifiesta mediante sueños, cuando tiene un sueño azul, es porque tiene un “llamado machi”.


Entrevista realizada a Adan cheuquepil, vendedor de medicina mapuche, en el Mercado Municipal de Valdivia

¿Cuál es el significado del color azul en la cultura mapuche?

El color tiene una relación con el mapuche en el uso, y no tan sólo el color sino que en casi todas las cosas tienen alguna relación porque usarlo cuando usarlo. En el caso del color azul, éste esta asociado un poco a la paz del ser mapuche. Por ejemplo, en la cultura mapuche todo lo manifestado de algo buscaban el equilibro, uno lo podía ver en la relación de los números, siempre importaba el tema de los números pares, por ejemplo en el rewe, la cantidad de escalones que lleva, el tema del colorido en la indumentaria de la mujer mapuche, tenia todo una relación con los números pares. Por ejemplo el color azul, el rojo, el negro, el blanco, colores típicos.

Gráficamente interpretan el color azul como asociado al wenu mapu, que es como el cielo en la cultura mapuche, es ahí donde se manifiesta de forma visible. En el caso de la bandera mapuche el color azul se empezó a usar por esta relación con el wenu mapu.
Toda la imagen corporativa que el usa en su negocio, en el tema de los productos, usamos el color azul como fondo principal de cada etiqueta, y lo usamos por el tema del equilibrio armónico que provoca el color azul en las personas, no así el color rojo que provoca otras sensaciones.

¿La significancia del color azul nació de tu familia?

Yo vivía en una comunidad Mapuche en la que se utilizaba mucho el color azul: en la fiesta del Nguillatún, en las banderas, en la forma de marcar a las personas, en la vestimenta se usa mucho el color azul, sobretodo en la indumentaria de la mujer mapuche; este color era considerado un color femenino.

¿Desde cuando te relacionaste con ese azul? y ¿Dónde se empezó a manifestar?

Este estuvo siempre en mi vida y este tiene un trasfondo, una esencia, lo que importa mucho para nosotros porque es darle vida a ese color en particular. Y en ese sentido el color azul es la esencia palpable de la cultura mapuche, que te dice algo, que te provoca algo; y que es necesario para nosotros su existencia. Porque coexiste con uno mismo, con tu entorno, con tu cultura. Ahí uno ve sus manifestaciones, es decir, se manifiesta en la forma, con cosas determinadas donde uno lo puede ubicar.

¿Cuál es el trasfondo que tiene el color azul en la cultura mapuche?

La historia dice que en la creación mapuche hubo una gran lucha entre dos fuerzas muy diferentes. Tren-tren y Cai-cai. Entonces tren tren representaba la fuerza de la tierra, y cai-cai la fuerza del mar. Cai-cai en este caso invadía las tierra con agua, en donde se contaba “murió mucha gente”, si uno lo lleva al a historia del cristianismo se puede tratar del diluvio que dicen pudo haber habido.

Cai-cai se dice que es la fuerza del mar, y a mi me contaron la historia de cai-cai como una serpiente azul, a partir de eso según yo empieza a trascender ese color, que es la fuerza de cai-cai la que con la mezcla con la tierra hace el ser mapuche y la comunidad, como se crea el mundo mapuche.

La muerte es un viaje, y en ese viaje tu tienes que pasar por un río, el mar que representa al cai-cai, o sea cuando tú te mueres por ejemplo: te hecha comida por si la necesitas y si por casualidad el espíritu vuelve es porque le había faltado hacer algo, y es por eso, que se hacen ceremonias y reencuentros para que así se pueda ir en paz.


Entrevista realiza a Jinet Antiao Namuncura, Profesora de Filosofía.

¿Qué concepción o qué significa el color azul dentro de la Cultura Mapuche?

El azul en sí, hablando culturalmente de lo que es la religiosidad mapuche, cosmovisión mapuche, el azul representa la energía, la fuerza, la pureza, representa lo que es el firmamento o sea el cielo. Es parte de lo que es el universo que nos cubre, en donde están puestas las divinidades sobre el wenu mapu. Nosotros tenemos una bandera mapuche de color azulino que tiene una estrella, que simboliza el universo y el hombre, el universo está por sobre el hombre, la naturaleza en el cual vive es parte del hombre.


Entrevista realizada a Juan Carlos Olivares, Antropólogo
(Desarrollo de la opinión referente al color y el azul en lo mapuche)

El color en lo mapuche va depender básicamente de un par de cosas, lo fundamental es el significado de los colores y el sentido de los colores, que hacen referencia hoy en día de un valor simbólico, que tal vez sea mucho mayor que para el común de los otros que no somos mapuches, es decir, en la cosmovisión mapuche, como en todas las cosmovisiones de pueblos originarios, todavía es posible encontrar aquello que uno puede referirse como valor agregado, que es precisamente esta eficacia simbólica, que tiene que ver con el hecho de que los colores no solamente son colores, sino que son algo más que colores, son representación conceptual de otra realidad, lo que es un punto metodológico y teórico fundamental para poder establecer diferencias respecto de ellos y nosotros. Que es lo mismo cuando tú comparas la manera en que un diseñador gráfico entiende el color, respecto de los otros que no son diseñadores gráficos o que son arquitectos, lo que tiene que ver con la eficacia simbólica o bien para otros muchos colores están carentes de aquella eficacia simbólica por que no significan nada, son color.

El otro elemento tiene que ver que la sociedad mapuche, más allá de las diferenciaciones regionales, que podemos establecer de los distintos grupos que conforman los mapuches, es que los colores están asociados y representan sólo en función de lo ritual, es decir, necesitan de un contexto ritual en el cual poder desempeñar esa eficacia simbólica, sino carecen de esa eficacia simbólica. Entonces, es bastante probable que en el ámbito del mito, el color azul signifique una cosa y este estrechamente relacionado en su sentido y en su simbolizar con lo que es el relato, con lo que es el discurso del mito, pero en el ámbito del Nguillatún va significar otra cosa, va tener otro sentido y en el ámbito de la curación chamánica el color va ser el mismo, pero lo que significa, tiende también a ser distinto.

Entonces hay dos variantes, en términos de una aproximación antropológica, primero hay un elemento que tiene que ver con lo teórico metodológico y el segundo elemento tiene que ver con los hechos, con los fenómenos, con la realidad en la cual se trabaja desde esa perspectiva de pensamiento científico, y es que en la sociedad mapuche lo que se ha podido comprobar sobre colores, es que lo que representan, signifiquen, dependen del contexto ritual en el cual se estén desempeñando. En definitiva, lo que la antropología dice es que un color puede tener variantes, puede significar distintas cosas y va depender sustancialmente y definitivamente del ámbito en que se desempeñe ese color.

Y para los mapuches, el azul en el ámbito de lo ritual-social es luz germinadora y en el ámbito de lo ritual-chamánico es energía de sanación, que son a su vez dos cosas distintas. Pero en definitiva el azul tiene que ver con el poder, con el Nguechén, es sólo fuerza. Y lo que a mi me parece interesante, es que los mapuches, tienen una manera de representar algo tan abstracto como es el poder en un color. Porque nosotros mestizos chilenos ¿cómo representamos el poder con el color?, ¿cuál es el color del poder?; y además es un poder que es capaz de participar sanando, que es capaz de participar generando energía.


¿Qué significancia tiene el color azul en la Cultura Mapuche?
El color azul es por el cielo, por el universo; porque se supone que en el cielo está todo, todos los astros: el sol, la luna, las estrellas y si uno mira el mar no se distingue donde termina el mar y donde empieza el cielo, porque tienen el mismo color.

El color azul antes no se usaba en la lana, pero yo creo que era porque no había con que sacarlo, nada te daba azul. Era para ellos intocable, un espíritu (haciendo referencia a los mapuches antepasados), el color que tenía el cielo era un espíritu y no habían plantas que lograran esa tintura azul.

Thursday, September 15, 2005



Entre Chihuailaf y el Azul Mapuche

Entrevista realizada a Elicura Chuihuailaf
(Martes 6 de Septiembre 2005, Temuco)


Debido a que nuestro trabajo tiene por objetivo general descubrir la significancia acerca del color Azul Mapuche, que desde un primer plano, aparece como una dimensión desconocida para nosotros los occidentales, sin tener presente la verdadera importancia que tiene este color al interior de esta cultura, presentándose como el color fundamental. Es por esto, que decidimos acercarnos de una manera más vivencial, lo que nos condujo al poeta mapuche, Elicura Chihuailaf, que dentro de sus escritos, existe el Azul como un tema recurrente, y que por ende, se relaciona directamente con nuestro trabajo, que busca dicho significado. Es así, que decidimos solicitar una entrevista con el mismo, la que se llevó a cabo el día Martes 6 de Septiembre del 2005 en la ciudad de Temuco.

La experiencia de Elicura Chihuailaf con el color azul empezó por haber nacido y crecido en una comunidad, en donde su abuelo era el lonko de esta. Las evidencias del azul comenzaron mostrándose con los cantos, los cuentos, las adivinanzas, como también las celebraciones del Nguillatún, en la que sus miembros traían banderas de color azul o bien con otros colores pero siempre acompañado de este color; pero fundamentalmente eran los relatos de sus abuelos los que venían cargados de historias de azules. Es así, como él nos cuenta:

“entonces cuando escuche eso de mi abuela, cuando contaba con frecuencia, le memoraban una y otra vez los distintos relatos que tenían que ver con una formación cultural, filosófica para las generaciones nuevas y como un recordatorio para los más antiguos, para los mayores. Es así como dicen que: “el primer espíritu mapuche vino arrojado del azul, pero no de cualquier azul, sino del azul del oriente, y como la vida es energía, por lo tanto, esa energía que vemos en el azul, habita en ese color, entonces el azul habita en el espíritu y también el corazón nuestro, pensando que el ser humano es un habitáculo, como una casa que entra para ser habitada, que se construye para ser habitada de una manera, y cosa que han olvidado los arquitectos hoy en día ( yo tengo la impresión que olvidaron que la arquitectura es un arte), y por lo tanto, cada habitáculo debe ser hecho y se moldea a su vez ( porque los que habitan van haciendo transformaciones), de una manera muy particular, pero respondiendo a una visión de mundo, y entonces decían, nosotros venimos de ese azul y cuando hacemos un camino hacia al poniente, es decir, en un círculo, llega el momento en que ese habitáculo ya no sirve, entonces viene lo que se denomina muerte, pero en realidad es la liberación del espíritu, que sigue siendo vida, y cuando el espíritu abandona el cuerpo, continúa su derrotero, va hacia la orilla del río de las lágrimas, para llamar al balsero de la muerte y juntos cruzar con los recién fallecidos, por este río de las lágrimas, para entonces regresar juntos al punto de origen, completando el círculo de la vida y luego se continúa haciendo energía, porque el mundo es algo vivo; y como el espíritu pasa por un proceso de contaminación, el universo es dual, la naturaleza es dual, la tierra se vive de esa manera (positivo-negativo), entonces se vuelve al punto de origen, para pasar por distintas etapas, para estar nuevamente disponible para seguir siendo parte de la energía del universo (existe una especie de filtro).”

Elicura Chihuailaf, fragmento entrevista


Desde sus inicios el mundo mapuche estuvo ligado al color azul, pero no de cualquiera, sino que del azul del oriente. Como nos cuenta Elicura Chihuailaf es el origen de la existencia, la razón del porque existen. Sin embargo, este color no se viste ni se logra pintar homogeneamente y es el uso del negro el que lo protege y representa. Entonces él nos relata:


“Cuando se forma la vida, y como está esa percepción de relación con el azul, ellos dicen: ¿Cómo expresamos, cómo agradecemos este azul que nos habita, que nos da vida, del que venimos y hacia dónde vamos? Y cómo no había nada aquí que pintara el azul, había acceso al negro y además existía la metáfora y una relación física real que da cuenta que el negro resguarda al azul, porque cuando el cabello negro se pone al sol, se torna azul. Entonces en un principio no está la presencia del azul, pero está la presencia del negro, lo que poco a poco se ha ido azulando pero con mucha lentitud, es el caso del vestido de la mujer que es negro, pero cada vez se ha ido tomando más azul, y cuando no usa joya la mujer, se cubre con un paño que normalmente es azul.”

Elicura Chihuailaf, fragmento entrevista

El día a día, lo cotidiano y todo lo que un mapuche ve, vive y siente al interior de una comunidad tiene una relación y un tono particularmente azul. Es por ello que él nos dice:


“Para mi fue muy intenso eso, que uno vivía el azul a través del cielo, del humo, una cantidad enorme de fogatas correspondiente de cada familia de la comunidad, los hombres cargando estas banderas; Así me fui ensoñando con el azul, que se me hizo más intenso a medida que me iba alejando de la comunidad.”

Elicura Chihuailaf, fragmento entrevista

Monday, August 29, 2005

Bibliografía:

-De sueños azules y contrasueños. Elicura Chihuailaf.
-Recado confidencial a los chilenos. Elicura Chihuailaf.
-Colores y simbología mapuche Pedro Meje.
-Cultura mapuche series: colección cultura aborigen biblioteca uach
-Vida y costumbres de los mapuches, en la segunda mitad del s.XIX.
-Etnografía: sociedad indígenas contemporáneas y su ideología.
-www.upa.cllpublicaciónes/2000/mapuche.htm
-http:iicaritoiatercera.cl/enc virtuallcultura/arteindipena/pag6.htm
-www.pucononline.dlhtml/cosmovisión:mapuche.htmj
-www secreta/religión/reliqión.html
-http://www.letras.s5.com/elicura04.htm

Metodología:

a) Revisión bibliográfica frente al tema referente

b) Entrevistas:

-Elicura Chihuailaf
-Maritza Lobos
-Juan Carlos Olivares
-Jinet Antiao
-H. Navarro
-Jaime Molina Pimentel
-Lonko o Machi
-Artesanos mapuches
-personas pertenecientes o relacionados a la raza mapuche

A partir de la referente base que se tome del color azul, según la apreciación de Elicura Huihuailaf, considerado como un protagonista en el tema y que se demuestra en su poesía; se procederán a ser entrevistas con personas que tengas variados rubros, pero que de alguna forma pertenezcan o están relacionados a la cultura Mapuche. Serán entonces estas entrevistan las que nos ayudarán a construir una apreciación final del color azul y realmente qué significa trascendentalmente el color azul para esta cultura, la que será información clave para nuestra documentación

Para cada entrevista se establecerá un cuestionario que apunte a la materia referente, de modo que la información que se obtenga de estas, ayudará a cumplir nuestros objetivos.

Además las entrevistas podrán ir acompañados de croquis, fotografías y esquemas que ayuden a complementar dicha apreciación de la persona entrevistada, con el fin de esclarecer o poder graficar la valoración del color azul que este entrevistado tenga.

c) Análisis del estado de avance del proyecto con docente responsable
Se contempla una revisión con el docente responsable, después de cada acción realizada, las que serán aplicadas durante todo el periodo en el cual se realice este proyecto, con el fin de supervisar, reorganizar y retroalimentar el estado de avance. Estas podrán ser a través del blogger como un medio de acceso inmediato y fácil.

d) Tabulación de datos

En esta parte se tabularán los datos que se recolecten de las entrevistas y visitas a terreno durante todo el periodo del proyecto. Así aparecerán datos de nuestros cuestionarios y conclusiones de estos.

e) Elaboración de conclusiones

Se elaborarán al final del trabajo en base a todos los datos y antecedentes recopilados.

Objetivo General:

- Documentar a través de diferentes experiencias vivenciales y apoyados con la ilustración de Elicura Chihuailaf, qué significa el color azul para la cultura mapuche.

-Llegar a identificar en qué elementos se encuentra el color azul en el modo de vida de la cultura Mapuche.

-Entender la manifestación del color azul en las poesías de Elicura Chihuailaf.

-Observar y constatar las interacciones entre el factor color y el ámbito espiritual de la cultura Mapuche.


Justificación:

A veces nos damos cuenta que la información que existe sobre la cultura mapuche aparece como narrada de un diccionario, es por eso, que existe en nosotros la necesidad creciente por investigar la esencia y los verdaderos significados que esconde esta cultura y que están ligados en su vida de ser Mapuche.

Como sabemos a través de fundamentos bibliográficos, ejemplificados con la poesía de Elicura Chihuailaf, existe en la cultura mapuche un origen ancestral y como ordenador de vida que se basa en lo que es el color azul. Según Chihuailaf el Azul, para ellos, es el color de origen y destino. Nos dicen nuestros mayores que el primer espíritu mapuche vino arrojado desde el Azul del Oriente, que -por lo tanto- es el color que habita nuestro espíritu y nuestro corazón, y cuando dicho espíritu abandona el cuerpo cruza el Río de las Lágrimas para ir al País Azul donde habitan los espíritus de nuestros antepasados. Es decir, la vida como una globalidad, un círculo que se abre y se cierra en el mismo dinámico punto (como síntesis del universo): Azul, Azul.

De esta manera, se puede entender que el color azul dentro de la cultura mapuche toma un valor tremendamente espiritual, que desde una perspectiva ajena a la cultura no se puede apreciar fácilmente, ya que no es un color utilizado en la vestimenta y que por lo demás, está dentro de una concepción de energía que toma un papel ordenador de ciclo en la vida del mapuche. Es esta noción espiritual, la que provoca en la sociedad Chilena una apariencia visual de otros colores como significativos y un desconocimiento de la verdadera importancia del color azul en la cultura mapuche.

Es por eso, que a través del referente de la poesía de Elicura Chihuailaf queremos lograr entender la visión de la trascendencia del color Azul, pero que buscaremos en la expresión de diferentes personas ligadas a la cultura mapuche, en base a entrevistas con ellos; con el fin de llegar a conocer no sólo dentro de su círculo espiritual, sino también que sea accesible a personas ajenas a éste, formando un conocimiento general de la cultura Mapuche.

En relación con esta necesidad, lo que nosotros como grupo queremos es demostrar que la riqueza que ellos tienen se puede descubrir y además al ser estudiantes de la escuela de arquitectura, el color pasa a ser un contenido más, en donde el resultado de este trabajo puede ampliar el horizonte de este estudio, no sólo el de nosotros como grupo, sino también el de nuestros compañeros. De esta manera, este trabajo se puede convertir en un ejemplo a seguir de constancia y sacrificio.





Antecedentes históricos:

El pueblo mapuche es una de las etnias originarias más numerosas de América. Su cultura milenaria contiene el legado de los antiguos cazadores, recolectores y horticultores de los bosques templados del Sur de Chile.

Desde el s. XVII, la cultura mapuche extendió su área de influencias y traspasó la Cordillera de los Andes, llegando hasta el Océano Atlántico, influenciando fuertemente a los indígenas de las pampas argentinas, los que hasta hoy se identifican como mapuches y hablan esta lengua.

Recién a fines del siglo XIX, el Estado de Chile toma posesión del territorio mapuche y desde entonces los integrantes de esta etnia viven en las tierras que fueron asignadas a cada comunidad. De acuerdo a los últimos censos hay alrededor de un millón de mapuches en Chile, la mitad de los cuales vive en las ciudades de Santiago y Temuco. Aunque es difícil constatarlo, pero es posible que gran parte de la nación chilena sea fruto del mestizaje con este pueblo.

A pesar de las hondas transformaciones sufridas por la cultura mapuche en el siglo XX, aún subsisten con vital energía los componentes más profundos de su cultura. Su lengua, el mapudungun, ha sobrevivido a los embates del castellano, a veces impuesto como lengua oficial, así como a las desiguales condiciones de una lengua que es minoritaria y oral.

Su comprensión del extraordinario paisaje que habitan también se conserva a pesar de las drásticas transformaciones que imponen el reemplazo de bosques por plantaciones, construcciones de represas y otros proyectos nacionales de desarrollo. Sus creencias y valores, que parten por reverenciar la tierra que les da sustento y a todos los seres vivos, permanece con gran vitalidad animada por la machi, cuyo papel es mediar y equilibrar las relaciones entre las divinidades dadoras de vida y el hombre.

Las ciencias que estudian al hombre, por muchos años produjeron una enorme cantidad de descripciones de las culturas y pueblos llamados “no industriales”.

Los mapuches también fueron objeto de estos estudios. Aunque estos textos académicos son muy importantes, especialmente por su valor histórico y etnográfico hoy ha surgido la necesidad de que los integrantes de estas culturas hablen por sí mismos, emergiendo desde allí otra visión mucho más rica y profunda de su cultura, que identifican a cada pueblo.

I) Antecedentes poesía Elicura Chihuailaf (1952):

Como ya se mencionó anteriormente (en la introducción de este trabajo), el poeta Mapuche Elicura Chihuailaf, jugará un rol muy significativo en este proyecto, aportando la información referente al tema (el color azul en la cultura mapuche), y que a su vez será el puente base para comenzar con las siguientes entrevistas, donde se tomarán diferentes personas que están de algún modo involucradas con la cultura mapuche.

BIOGRAFÍA:

Poeta mapuche nacido en Quechurewe, Temuco, el año 1952. Médico Obstetra de profesión y escritor por vocación, actualmente realiza clases de sicología y arquitectura en la Universidad Mayor de Temuco.
Elicura Chihuailaf busca a través de su escritura mantener vigente la cultura mapuche exponiendo las motivaciones y sentimientos de los llamados "hombres de la tierra". Ha escrito varias obras, entre ellas Sueños azules y contrasueños (1995), libro que obtuvo el Premio del Consejo Nacional del Libro y Recado confidencial a los chilenos (2000), premio del Fondo del Libro y la Lectura.
Las ediciones de sus poemas son bilingües, en mapuche y español.
SUEÑO AZUL
La casa azul en que nací está situada en una
colina
rodeada de hualles, un sauce, castaños
nogales
un aromo primaveral en invierno —un sol
con dulzor a miel de ulmos—
chilcos rodeados a su vez de picaflores
que no sabíamos si eran realidad o visión ¡tan efímeros!
En invierno sentimos caer los robles partidos por los rayos
En los atardeceres salimos, bajo la lluvia o los arreboles, a
buscar las ovejas
(a veces tuvimos que llorar la muerte de alguna de ellas,
navegando sobre las aguas)
Por las noches oímos los cantos,
cuentos y adivinanzas a orillas del fogón
respirando el aroma del pan horneado por mi abuela,
mi madre, o la tía María
mientras mi padre y mi abuelo
—Lonko de la comunidad—
observaban con atención y respeto
Hablo de la memoria de mi niñez
y no de una sociedad idílica
Allí, me parece, aprendí lo que era la poesía
las grandezas de la vida cotidiana,
pero sobre todo sus detalles
el destello del fuego,
de los ojos,
de las manos
Sentado en las rodillas de mi abuela oí las primeras historias de árbol
y piedras que dialogan entre sí,
con los animales y con la gente
Nada más, me decía, hay que aprender
a interpretar sus signos
y a percibir sus sonidos que suelen esconderse
en el viento
Tal como mi madre ahora, ella era silenciosa
y tenía una paciencia a toda prueba
Solía verla caminar de un lugar a otro,
haciendo girar el huso, retorciendo la blancura de la lana.
Elicura chihuailaf.

II) Antecedentes referentes al color:

Por otro lado, esta cultura encierra una variada gama de colores, los que involucran pensamientos y cosmovisiones del mundo que los rodea. Es por ello que cada color significa según su contexto de actualizaciones, como también cosas opuestas según el lugar y la situación cultural en los que aparezca.

a) La significación de los colores

Los colores son fundamentalmente luz para la cultura mapuche, el color negro, ausencia de luz, la oscuridad.

-Kuri, el color madre

En la vestimenta el negro es el color original, el color fundamental sobre los demás que se posan; el matiz, la luz designa su intensidad.

El fondo negro es la estabilidad, el color más sólido sobre los más claros en sus márgenes. El negro fluctúa entre su simbolización de lo destructivo-la oscuridad y lo estable, por ello lo destructivo es opaco, por ello es lo fuerte y poderoso, es avallasador y poderoso en la oscuridad de la muerte.

-Lig, luz pura

El blanco simboliza la vida, asociado necesariamente con la claridad, pero en distinto contexto la luz blanca son figuras míticas letales frecuentemente vestidos de blanco.

-Kelú, fluido de vida y muerte

El rojo está referido básicamente a la sangre de diferentes tipos, es en el textil donde se expresa la sangre que fluye, la sangre que fluye por menstruación es una sustancia poderosa, materia germinadora de vida, es la sustancia de la gestación e impregna “la matriz de la vida humana”.

En lo masculino la sangre es impureza, no utilizando en sus ropas este rojo en particular. Lo masculino está impregnado de otro tipo de sangre que fluye de toda herida que emana, que se toma del corazón aún palpitante de hombres y animales, la sangre en el hombre refleja violencia y poder de dominar a otros, en sus vestiduras es señal de quitar o dar vida. Si emana de las entrañas de la mujer es el poder femenino.

Cargar con estos símbolos es crucial dentro de la visión mapuche. La fuerza que anima la sexualidad, las señales de guerra y la gestación.

La fuerza y el poder, asociados al rojo, determinan que el rojo cambie en la bandera chilena, por tonos más suaves y amables.

-Chods, el color bondadoso

El sol luz amarilla benigna, que es calor germinador de vida. En los Nguillatún se asocia con el azul, el color de la bóveda celeste, el cielo, asociado a la luz de la luna, blanco y en la totalidad, esta asociación se expresa mediante las banderas azules, blancas y amarillas. En el Nguillatún el amarillo simboliza también a Pillán, espíritu de antiguos guerreros protector de mapuches, que habita en el centro de los volcanes, expresado en la lava amarilla.

-Karú, el color del exceso

El verde se asocia a la tierra , ya que es un pueblo fuertemente ligado a las actividades agrícolas y ganaderas, la tierra verde es la abundancia y la prosperidad, está tan presente en su entorno que ha saturado la imaginación del mapuche, provocando así la escasa participación en expresiones artísticas propias de ellos. La explicación es que el verde es lo natural y el arte es una expresión que se distancia de lo natural por un ejercicio cultural, trabajo de la humanidad.

-Kallfu, el color de la esperanza

Color que simboliza el espacio celeste o el agua, espacio sacro y líquido vital. La bóveda celeste puede llenarse de luz, y que significa estar despejado, limpio, y cuando se cubre el color predominante es el negro.

Durante el gran rito del Nguillatún los mapuches utilizan esta dualidad como “favorécenos, cielo azul: favorécenos cielo negro”. Los que le atribuyen la significación de “nieblas azules”, son los cielos serenos (llenos de luz = azules) y nublados (llenos de agua = negros), ambos son implorados, el azul y el amarillo son colores transformables en el Nguillatún.

El azul es el color de lo constructivo y al relacionársele otros colores los impregna de valor positivo.


b) Significación de los colores según el antropólogo Pedro Mege:


En la cosmovisión mapuche el chumgen (significado) de filke az (los colores) dependerá del contexto en el cual se utiliza y de las experiencias particulares de cada grupo cultural. Siempre debe considerarse el contexto de interpretación. Según el antropólogo Pedro Mege, en un contexto de interpretación ritual, se puede hacer la siguiente clasificación:


El lig (blanco), señala divinidades celestes o celestiales, benefactoras, asociadas a la luz blanca que emana del infrauniverso. Es el color representativo del bien.


El kalfu (azul), se refiere a la luz celeste o celestial germinadora de la vida, y también, a la luz dadora del poder de sanación de las machi. Es el color representativo de Günechen. El cielo, la fuerza, es el color de máxima positividad.


El karü (verde), dice algo acerca de la vida feliz entre el verde brote de los vegetales, es el color del territorio que les pertenece, es el color representativo de la naturaleza.


El kelü (rojo), es la representación de la sangre que brota del cuerpo de los animales sacrificados como ofrenda al interior del campo sagrado, o de los muertos en la batalla.


El azul y negro, son indisociables, constituyen una unidad en el entendido que el buen tiempo y el mal tiempo están integrados y ambos son necesarios. Sin embargo no puede pensarse en el color azul como bueno y el negro como malo, ambos son uno y deseables.


El café o amarillo, es el color del material mapuche, de la paja y la madera.

La coexistencia de la lluvia y la luz solar en un instante excepcional, al par que indica el paso del tiempo lluvioso al tiempo claro, representa la síntesis de esos contrarios simbolizados por el color blanco y el negro y, por eso, representa la armonía cósmica o equilibrio de lluvia y bonanza pedido en los nguillatunes.

Así, cuatro arco iris, situados en los puntos cardinales u horizontes, significan la armonía cósmica establecida en los cuatro lugares de la tierra.







Descripción del problema:

Existe en Chile, gran cantidad de familias mapuches, insertadas en un mundo que no es de ellos, que no conoce sus costumbres ni tradiciones.

Lo anterior, hace que ambas culturas no logren una adecuada integración debido al desconocimiento mutuo. En este contexto, el presente proyecto busca aportar mayor conocimiento sobre esta cultura.

Se puede decir que la manifestación cultural mapuche, llega a nosotros como chilenos, sólo como un lenguaje visual, ocultando sus valores espirituales, que son de absoluta significancia en el modo de vida; un ejemplo de esto es el color Azul, que en la vestimenta mapuche no se ocupa y es el negro el que lo representa y lo protege, como dice la gente mapuche: “que resguarda al Azul”.

Además debido a la igualdad de sus publicaciones y a la poca focalización que hay de cada tema en particular, provoca que exista una cultura poco reconocida en el ámbito nacional.

De esta manera, este estudio puede llevar a una mayor comprensión respecto de ella y por ende, a una mejor integración cultural y social tan necesaria para habitantes de un mismo territorio.




Introducción:

La cosmovisión es la columna vertebral de las sociedades indígenas, que se sintetizan en principios o ideas centrales, como lo son la totalidad, la energía, la comunión, lo sagrado y el sentido comunitario de la vida.

El hecho de referirse a la palabra “cosmovisión”, da a explicar la aproximación existencial que el indígena tiene acerca de la totalidad que lo rodea, incluyendo el universo, así como las formas que adopta el hombre y la comunidad para relacionarse con él. Esto último es importante porque para el hombre indígena su vida cotidiana es una réplica del funcionamiento del cosmos.

Debido a esto, se encierran los conceptos como el origen divino de la palabra, la relación entre el cuerpo humano, la sociedad y el cosmos, la importancia de los mitos, los lugares sagrados, los colores, los puntos cardinales y la trascendencia del pensamiento simbólico. De este modo, para el mundo indígena, la búsqueda por encontrar armonías y complementariedades es parte del sentido de la existencia.

El chamanismo cumple un rol muy especial, ya que entre los indígenas es una de las instancias que permiten la comprensión y comunicación de esa conciencia cósmica con la comunidad y viceversa. De esta manera, actúa de nexo en el seno de la propia cultura y a su vez es uno de los elementos clave en los puentes que comienzan a tenderse desde las culturas indígenas hacia occidente y viceversa, en un proceso de apertura mutua que se está manifestando, basado en una común búsqueda de la espiritualidad.

Es en esta área, donde el color azul toma protagonismo y adquiere un valor espiritual, él que da “origen y destino”, definiendo un cierto modo de proceder en la vida. Es así, que el hombre mapuche se nutre de esta creencia que marca su existencia o paso por la tierra.

El color azul es el color fundamental de la cultura mapuche, describe el más puro sentir de la cultura mapuche, es el espíritu de la raza, el cual se transforma en una visión celestial cuando este abandona el cuerpo y se encuentra con sus antepasados.

En las orillas de un sueño

En las orillas de un sueño viajo
tan sólo para encontrarme contigo
Pero si tú ya no me amas
por debajo de la tierra seguiré
hasta alcanzar las flores que me esperan
Qué desengaño, podré decir al cielo azul
Qué desengaño me dirán todas las aguas.
Elicura Chihuailaf.

De esta manera, el color Azul formará parte esencial de este estudio, acompañado de las poesías, vivencias del pensar mapuche (extracción de entrevistas), su historia de gente y su sentir de mundo espiritual.

Serán las poesías y conversaciones con el poeta Elicura Chihuailaf, las que nos proporcionarán la información como referente sobre el color azul mapuche, para luego tomarlo como ilustración base en las próximas entrevistas, (enfocadas a la más variedad de gente que de alguna u otra manera están en relación con la cultura mapuche); los que nos acercarán a la esencia de este mundo desde un primer plano, para así después construir una visión en la práctica de este color, que existe en el entorno y en la vida de cada mapuche, pero que a simple vista aparece como una dimensión desconocida para nosotros los occidentales. Sin embargo, este color se muestra durante día y noche, como por ejemplo en el humo del fogón, en el cielo estrellado o bien en las banderas azules ocupadas durante la celebración de un Nguillatún. Si bien el color Azul aparece físicamente como tal, este es la representación de todo un mundo inmaterial y de dualidades, que están expresadas con sus creencias, historias de generación, cantos y escritos poéticos, que de cierto modo, dejan entrever el mundo espiritual que rige sus vidas y los del más allá.

Friday, August 12, 2005